Ir al contenido principal

Historia del Cannabis en Europa

 Europa, con su rica historia y diversidad cultural, es también parte integral de la historia del cannabis. A lo largo de los siglos, esta planta ha tenido un impacto significativo en el continente, influenciando no solo la economía y la industria, sino también la medicina y la cultura. En este artículo, exploraremos el origen del cannabis en Europa y cómo ha evolucionado su relación con la sociedad a lo largo del tiempo.

La presencia del cannabis en Europa se remonta a miles de años atrás, probablemente a través de las antiguas rutas comerciales que conectaban el continente con Asia y África. Los primeros registros de su uso datan de hace más de 5,000 años, con evidencia arqueológica que muestra la presencia de semillas de cannabis en lo que hoy es Rumania.

En la antigua Europa, el cannabis se utilizaba con fines medicinales y rituales. Los médicos griegos y romanos prescribían esta planta para tratar una variedad de dolencias, desde el dolor hasta problemas gastrointestinales. Además de su uso medicinal, el cannabis también tenía un lugar en rituales religiosos y culturales de algunas civilizaciones antiguas.


Uno de los aspectos más notables de la relación de Europa con el cannabis es el cultivo de cáñamo, una variedad de cannabis con bajos niveles de THC (el compuesto psicoactivo). La fibra resistente del cáñamo se utilizaba para la fabricación de cuerdas, textiles, papel y otros productos. Durante siglos, el cáñamo desempeñó un papel crucial en la economía europea y contribuyó al crecimiento de diversas industrias.


El siglo XX trajo consigo la prohibición global del cannabis, influida en parte por la Marihuana Tax Act de Estados Unidos en 1937. Muchos países europeos comenzaron a restringir su uso y cultivo en ese período. A pesar de la prohibición, el cannabis ganó popularidad en Europa durante las décadas de 1960 y 1970, especialmente entre los movimientos contraculturales y la generación hippie.


Europa y una mirada global del canabis


En la actualidad, estamos presenciando un resurgimiento del cannabis en Europa. Varios países han legalizado el cannabis medicinal, reconociendo sus beneficios terapéuticos en el tratamiento de diversas condiciones médicas. Alemania, Países Bajos, Italia y el Reino Unido son algunos de los ejemplos.


Además, la producción de cáñamo industrial sigue siendo una industria importante en Europa, con aplicaciones en la fabricación de ropa ecológica, papel, materiales de construcción y alimentos.


Europa se encuentra en una encrucijada en lo que respecta al cannabis. Mientras que algunos países debaten la legalización del cannabis recreativo, otros están enfocados en avanzar en la investigación científica sobre sus usos medicinales y en establecer regulaciones claras.


El cannabis ha recorrido un largo camino en Europa, desde sus orígenes milenarios hasta su actual resurgimiento en la medicina y la industria. Su historia continúa siendo moldeada por la evolución de las leyes, la ciencia y la percepción pública, lo que hace que su futuro en el continente sea aún más interesante de observar.


Europa es conocida por sus monumentos culturales y su rica historia, pero ¿qué pasa con el cannabis? Aparte de Ámsterdam, la Meca no oficial de los entusiastas de la marihuana, el continente no siempre recibe el debido crédito por su cultura cannábica. Hoy, exploremos cómo la planta de cannabis llegó a Europa en primer lugar y cómo los gobiernos europeos modernos tratan el cannabis en la actualidad. 

Cómo llegó el cannabis a Europa 


Los esfuerzos de arqueólogos y antropólogos revelan que el cannabis es uno de los primeros cultivos cultivados intencionalmente por humanos.


Las semillas de cannabis eran un alimento básico en la dieta de los antiguos chinos. Las fibras del líber de la planta se utilizaron para fabricar algunos de los primeros ejemplos que tenemos de ropa, papel y otros textiles, y la evidencia sugiere que las propiedades psicotrópicas del cannabis pueden haber sido utilizadas en la medicina popular china antigua.


Con tantos usos prácticos, es fácil ver por qué el cultivo de cannabis se extendió a otras culturas. Los agricultores costeros probablemente introdujeron el cultivo en las islas de Corea y Japón, y los conflictos con las tribus arias que habitaban el norte de la India habrían llevado la planta al subcontinente del sur de Asia alrededor del año 2000 a. C., pero eso no explica cómo llegó el cannabis a Europa. 


Probablemente podamos atribuir esa proliferación occidental a los escitas, un pueblo nómada que dominó la mitad europea de las Grandes Estepas durante la historia humana temprana. Estos escitas habrían traído cannabis desde el centro de China hasta Oriente Medio y lo que hoy es el sudeste de Rusia. A partir de ahí, las tribus germánicas, los vikingos y los ejércitos anglosajones difundirían el cannabis por el resto de Europa durante los primeros cinco siglos de la Era Común.  


En el 500 AC El cáñamo comenzó a cultivarse en el norte de Europa y para el 550 A.C el profeta persa Zoroastro escribe el Zend-Avesta, un texto sagrado que enumera más de 10.000 plantas medicinales. El cáñamo encabeza la lista. 


Cannabis en la edad media


Durante el Siglo I d.C.: Los chinos comienzan a fabricar papel a partir de cáñamo y morera, y se encuentra que para el 70 d.C. El cannabis se menciona como medicina en la literatura romana. para el año 900 el consumo de hachís comienza a extenderse por todo Oriente Medio, lo que tendrá graves repercusiones en Europa.


En 1090 En Persia se desarrollan leyendas sobre los 'Hashshasins' (asesinos fumadores de hachís), pues el consumo de cannabis y hachís era absolutamente común entre los soldados, incluso durante los momentos previos a las batallas. Para el 1150 un grupo de comerciantes musulmanes utilizaron cannabis para iniciar la primera fábrica de papel de Europa.


Sin embargo, y a pesar de llevar más de un milenio inmersión en la historia europea, no es sino hasta 1271 que se presentan los primeros informes en Europa, realizados por Marco Polo, del uso del cannabis como droga psicoactiva.


Debido al uso excesivo de ciertas personas de cannabis, entre otras sustancias, en1378 se llevó a cabo el Primer intento de ilegalizar el hachís en el Imperio Otomano, que estaría ubicado en la actual Turquía.


En 1484 El Papa Inocencio Octavo calificó al cannabis como un sacramento impío y emite una prohibición papal de los medicamentos a base de cannabis.


Sin embargo, esto no detendría su consumo, pues en 1500 se conocen algunas evidencias sugieren que se fumaba hachís en la Inglaterra isabelina y para 1549 El cannabis se introduce por primera vez en América del Sur a través del comercio de esclavos, pues empiezan a encontrar esta explotación bastante lucrativa.


El cannabis y el renacimiento


En 1563 La reina Isabel primera ordena a los propietarios de tierras con 60 acres o más que cultivan cannabis o se enfrentarán a una multa de 5 libras esterlinas y es en 1564 que El rey Felipe de España ordena que se cultive cannabis en todo su imperio, desde Argentina hasta Oregón.


Para 1606 Los británicos y franceses comienzan a cultivar cannabis para obtener fibra de cáñamo y en 1619 Jamestown Colony en Virginia, Estados Unidos, promulga la primera legislación sobre marihuana del Nuevo Mundo, ordenando a todos los agricultores cultivar semillas de cáñamo indio.


Un dato curioso es que en 177: Se escribe el primer borrador de la Declaración de Independencia de Estados Unidos en papel de cáñamo holandés y para la década de 1790 el mismísimo George Washington cultivaba cáñamo. También hay alguna evidencia de que pudo haberlo fumado.


Sin embargo, los aires de cambio se veían en el ambiente. En 1798 Napoleón Bonaparte durante su campaña de expansión prohíbe el uso de cannabis en Egipto, solo para descubrir que sus propios soldados lo están consumiendo y trayendo el hábito a Francia.


Cannabis en la era victoriana


En 1840 se empiezan a elaborar los primeros preparados medicinales (vendidos en farmacias) a partir de cannabis y para 1843 se establece en París el “Le Club des Hachichins”, o Club de consumidores de hachís.


Ya para 1856, y bajo el modelo de colonias los británicos gravan con impuestos el comercio de 'ganja' y 'charas' en la India. Para 1868 Egipto prohíbe definitivamente la ingestión de cannabis. Esta nación luego ejercerá presión para que se criminalice la marihuana en la Liga de Naciones.


A pesar de esto, durante la década de 1870 el cannabis se utiliza como medicamento para diversas dolencias de una manera muy amplia en el Reino Unido y en 1883 se abren salones para fumar hachís en todas las ciudades importantes de Estados Unidos. Según estimaciones de la policía, en 1883 había 500 salones de este tipo sólo en la ciudad de Nueva York. El uso del cannabis estaba dividido entre quienes lo defendían y quienes satanizaban su uso, al punto que mientras que en 1890 el médico personal de la reina Victoria, Sir Russell Reynolds, prescribió cannabis para los dolores menstruales en Grecia y Turquía se prohíben el consumo de cannabis.


Para 1893 entre 70.000 y 80.000 kg de hachís se importaban legalmente a la India desde Asia Central cada año. Esto ayuda a que en 1895 La Comisión India de Drogas de Cáñamo concluya que el cannabis no tiene propiedades adictivas, tiene algunos usos médicos y una serie de beneficios emocionales y sociales positivos.


Siglo XX



Para 1910 La minoría blanca de Sudáfrica prohíbe la ingesta de cannabis, y en 1914 El Congreso de Estados Unidos aprueba la Ley Harrison de Narcóticos, su primer intento de controlar el uso recreativo de drogas. Ya para 1915 el consumo de cannabis comienza a prohibirse en algunos estados de EE.UU.


A partir de 1910 las políticas globales tienen un giro hacia las restricciones, y para 1920 El opio y la cocaína se declaran ilegales en el Reino Unido. No se creía que el cannabis fuera lo suficientemente peligroso como para añadirlo a la factura. La Comisión India del Cáñamo concluyó que "el uso moderado de drogas de cáñamo prácticamente no produce ningún resultado negativo".


En 1925, la Liga de Naciones, un grupo diplomático global creado después de la Primera Guerra Mundial, que eventualmente evolucionaría en las Naciones Unidas, agregó el cannabis a su lista de sustancias prohibidas en la Convención Internacional del Opio.


Esta decisión histórica, que irónicamente tuvo lugar en los Países Bajos, marcaría la pauta para futuras leyes contra el cannabis específicas de cada país. Apenas tres años después de la convención, el Reino Unido firmaría una ley que prohibiría los productos de cannabis en el país, poniendo en marcha un efecto dominó que afectaría al mundo entero. 


En 1928 En Gran Bretaña se prohíbe el uso recreativo del cannabis como resultado de la presión de Egipto y Turquía, que querían principalmente prohibir la sustancia según las interpretaciones de la ley islámica. Las afirmaciones de estos países de que el cannabis era peligroso y causaba entre el 30% y el 60% de la locura en esos países no fueron investigadas por la Liga de Naciones. Las importaciones legales a la India todavía están permitidas y sujetas a impuestos.


A pesar de las prohibiciones en Europa, en 1945 Continúa el consumo legal de cannabis en la India. En 1952 se realiza la Primera redada de cannabis en el Reino Unido en el Number 11 Club, Soho y en 1961 se implementa la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes. Actualizó todos los tratados anteriores sobre drogas y estableció clasificaciones de drogas según su supuesta nocividad. El cannabis entró en la misma lista que los opiáceos y la cocaína, "por tener fuertes propiedades adictivas".


Para 1962 se empieza a fabricar hachís en Marruecos. El consumo de cannabis y hachis estaba tan difundido que 1964 fue el primer año en el que más blancos que negros fueron condenados por delitos relacionados con el cannabis en el Reino Unido. También fue el primer año en el que menos de la mitad de las personas condenadas fueron condenadas a prisión. Los hermanos Thelin también abren la primera 'head shop' en Estados Unidos.


Un gran avance en las investigaciones del cannabis se dio en 1964 cuando El Dr. Raphael Mechoulam de la Universidad de Tel Aviv aísla el THC Delta-9, el principal ingrediente activo del cannabis.


A principios de la década de 1970 hay un renovado interés en el Reino Unido debido al impacto generado, primero, por Bob Marley y luego otros artistas de reggae que despertaron el interés en la ideología rastafari, que tiene que ver con el consumo de cannabis como una práctica espiritual.

En 1971  En el Reino Unido se estableció un Consejo Asesor permanente sobre el Uso Indebido de Drogas, para ayudar a formular la política gubernamental. Desde entonces, varios gobiernos han ignorado el consejo del ACMD sobre el cannabis, que en general ha sido que "no tiene efectos nocivos significativos para el hombre". El presidente Nixon declara a las drogas “el enemigo público número uno de Estados Unidos”.


Década del 90 y la reivindicación del cannabis


En 1991 aproximadamente 42209 personas son condenadas por delitos relacionados con el cannabis en el Reino Unido. 19583 de estas escapan con amonestaciones.


Para 1994 El Ministro del Interior, Michael Howard, aumenta las multas máximas por posesión de £500 a £2500.


Sin embargo, para Enero de 2004 el Cannabis reclasificado como droga de Clase C en el Reino Unido. En 2007  El primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, anuncia su intención de volver a pasar el cannabis a la clase B. Esto es una reacción a los informes de los medios sobre el vínculo entre el cannabis y la esquizofrenia, esto se cumple en 2009.


Para 2018, en el Reino Unido, el ministro del Interior, Sajid Javid, anunció que el gobierno revisará la reclasificación del cannabis para uso medicinal. Días después de que le confiscaran su suministro de aceite de cannabis antiepiléptico en la aduana de Heathrow, Billy Caldwell, de 12 años, estaba en el hospital sufriendo sus primeras convulsiones en meses.


Hoy en día, muchos países de todo el mundo han comenzado a revertir las leyes de prohibición y, en general, el consumo de cannabis no se considera un tabú como lo era hace quince años. Sin embargo, esto no significa que puedas volar con cannabis a Europa como si fuera un paquete de cigarrillos. 


A diferencia de Estados Unidos, donde ciertos estados han implementado mercados de cannabis totalmente legales, los países europeos se han resistido a la marihuana recreativa. La excepción, por supuesto, son los Países Bajos. Técnicamente, el gobierno holandés no ha legalizado el cannabis. Sin embargo, existen cafés cannábicos donde uno puede sentarse y comprar cannabis legalmente para fumar.


Sin embargo, no está permitido transportar el cannabis fuera del café. Funcionan de manera muy parecida a un bar, donde no puedes comprar licor para beber en casa, excepto con marihuana. La ciudad holandesa de Ámsterdam es particularmente famosa entre los entusiastas de la marihuana por estos cafés.




Comentarios

Entradas más populares de este blog

Diferencias y similitudes entre el CBD y THC

El CBD y el THC son dos compuestos químicos que se encuentran en la planta de cannabis, pero tienen diferentes efectos y propiedades. En este artículo, exploraremos las diferencias y similitudes entre el CBD y el THC. El THC, o tetrahidrocannabinol, es el compuesto químico responsable de los efectos psicoactivos del cannabis. Es lo que hace que las personas se sientan "colocadas" o "drogadas" después de fumar marihuana. El THC se une a los receptores cannabinoides en el cerebro y el sistema nervioso central, lo que puede afectar la percepción, el estado de ánimo, la memoria y la coordinación. Por otro lado, el CBD, o cannabidiol, no es psicoactivo y no produce los mismos efectos que el THC. El CBD también se une a los receptores cannabinoides en el cuerpo, pero actúa de manera diferente al THC. Se cree que el CBD tiene efectos antiinflamatorios, analgésicos y ansiolíticos, lo que lo hace popular como un tratamiento natural para una variedad de dolencias. Una de las

Beneficios del aceite de cannabis en gotas: Una guía completa

El aceite de cannabis ha ganado popularidad en los últimos años debido a sus numerosos beneficios para la salud. Una de las formas más comunes de consumirlo es a través de las gotas de aceite de cannabis. En esta guía completa, exploraremos los beneficios del aceite de cannabis y cómo puede mejorar tu bienestar.  ¿Qué es el aceite de cannabis en gotas? El aceite de cannabis en gotas es un extracto concentrado de la planta de cannabis que se diluye en un portador líquido, como el aceite de oliva o el aceite de coco. Esta forma de consumo permite una dosificación precisa y fácil de administrar. El aceite de cannabis en gotas se deriva de las variedades de cannabis ricas en cannabidiol (CBD), un compuesto no psicoactivo que se ha asociado con diversos beneficios para la salud. ¿Cuáles son los beneficios del aceite de cannabis? Alivio del dolor y la inflamación Uno de los beneficios más reconocidos del aceite de cannabis en gotas es su capacidad para aliviar el dolor y la inflamación. El C

El CBD y su Efecto en la Prevención de Convulsiones en Mascotas Epilépticas

La epilepsia es una afección que afecta tanto a seres humanos como a nuestras queridas mascotas. Los dueños de animales con epilepsia saben lo angustiante y aterrador que puede ser presenciar una convulsión en su amigo peludo. Afortunadamente, la investigación científica y la medicina veterinaria han estado avanzando, y una opción prometedora para el tratamiento y prevención de convulsiones en mascotas epilépticas es el Cannabidiol (CBD).  ¿Qué es el CBD? El Cannabidiol, conocido comúnmente como CBD, es uno de los muchos compuestos que se encuentran en la planta de cannabis. A diferencia del Tetrahidrocannabinol (THC), el componente psicoactivo del cannabis, el CBD no produce efectos psicoactivos ni altera el estado mental de las mascotas ni de los humanos. Esto lo convierte en una opción más segura para su uso en mascotas. ¿Cómo funciona el CBD para prevenir convulsiones? El sistema endocannabinoide es un sistema biológico presente en todos los mamíferos, incluidos los perros y los ga